Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

Corpus Christi en Jaén, uno de los jueves del año que brillan más que el sol

Jaén y su provincia reúnen grandes tesoros. A estas alturas, a los propios sorprende poco. A los que no son de aquí, quizá algo más. Dicen que hay tres jueves que brillan más que el sol… y uno de ellos es el jueves de Corpus Christi. En Jaén, la capital y sus pueblos, cada fiesta cuenta con sus propias particularidades, con sus propios matices, con una idiosincrasia tan intrínseca como lo es el carácter de sus gentes, sus costumbres forjadas a través de los años, de rituales milenarios.

Cada uno con sus anécdotas y peculiaridades, del Corpus Christi podemos recorrer cada uno de los 97 municipios de esta nuestra provincia de los que sentirnos realmente orgullosos. Pero, si nos lo permiten, en esta ocasión nos vamos a centrar en algunos de los más peculiares y “brillantes”: Villardompardo, Villacarrillo e Iznatoraf. Estos tres pueblos celebran la fiesta del Corpus con el mayor entusiasmo y ahínco para ofrecer a vecinos y visitantes la mejor cara de sus calles.

De Villardompardo, donde están haciendo todo lo posible para que la fiesta sea declarada Bien de Interés Turístico de Andalucía, destacan sus altares, elaborados con el máximo esmero. En 2015 se cumple el 450 aniversario desde que esta celebración está documentada y es para esta fecha cuando se espera esta Declaración. Calles y plazas con flores y galones lucen estos días su mejor aspecto.

Villacarrillo. Su fiesta del Corpus es quizá de las más conocidas. Villacarrilo es la ciudad del Corpus Christi. Adornos de flores, danzas callejeras, dragones, teatros, autos sacramentales. Ornamentos regados por una grandiosa belleza y solemnidad en esta conocida celebración.

Iznatoraf. Quizá no sea tan conocida la celebración del Corpus en este pequeño y bello municipio de nuestra provincia. Muy próximo a Villacarrillo, corona una cima, con calles escarpadas, serpenteantes, ora pedregosas, ora sinuosas. Su firme se cubre de hojas, de flores, sus rincones se convierten en altares para ofrecer el mejor tributo en esta fiesta del Corpus.

El Corpus Christi, fiesta instituida en 1246, se ha conservado en muchos de nuestros pueblos en todo su esplendor. Flores, altares, arquitecturas efímeras de variado colorido que hacen que nuestros pueblos luzcan y reluzcan más si cabe en estas fechas, con la llegada de los primeros calores.

Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.

Sin comentarios.

Deja un comentario.