Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

Jaén, viaje hacia el interior del oleoturismo

Si en la provincia de Jaén decimos con orgullo que somos el primer productor mundial de aceite de oliva, ¿por qué no aprovechamos esa condición como reclamo turístico? Al igual que sucede en otras regiones, como La Rioja con el vino, en la provincia jiennense se están dando pasos en los últimos años para que el turista pueda conocer cada vez mejor los secretos de la elaboración del denominado “oro líquido”. De esta forma, museos, almazaras visitables, restaurantes especializados, fiestas, catas de aceite están ya a disposición del visitante, repartidos por toda la geografía provincial.

El viaje hacia el aceite de oliva puede comenzar en los museos y centros de interpretación existentes, entre los que destaca el Museo Activo del Aceite de Oliva y la Sostenibilidad, a medio camino entre Jaén y Linares. Este centro tiene el objetivo de ser un centro de referencia para el conocimiento del olivar y el aceite de oliva, así como contribuir a difundir al exterior la cultura oleícola. El espacio museístico cuenta con un área de exposición que pretende servir de escaparate de toda la actividad relacionada con el mundo del aceite y del olivar. De esta forma, cuenta con una zona de exposición permanente de más de 1.000 metros cuadrados y otra de 500 metros cuadrados para exposiciones temporales.

Además, no hay que olvidar el Museo de la Cultura del Olivo de La Laguna, en Baeza, el Centro de Interpretación de Úbeda, ambos ubicados en edificios singulares, o el Centro de interpretación del olivar ecológico de Puente de Génave. Todos estos museos están enclavados en puntos muy turísticos, por lo que son un complemento para el turismo cultural.

Sin embargo, la mejor forma de conocer el proceso de elaboración del aceite de oliva y todas sus propiedades y beneficios para la salud es acudir directamente al lugar en el que se elabora: las almazaras. En la actualidad, numerosas fábricas repartidas por toda la provincia han abierto sus puertas a los visitantes, de forma que pueden conocer de primera mano el proceso completo, desde que llega la aceituna hasta que es molturada y envasada. A pesar de que la campaña de recogida y molturación sólo dura unos meses, muchas almazaras están abiertas durante todo el año, y muchas se encuentran en edificios de interés arquitectónico o histórico. Aquí se sitúan la Almazara Histórica La Almedina, ubicada en un palacio señorial que utilizaba como residencia el rey Alfonso XIII cuando visitaba la Sierra de Cazorla, o la almazara cortijo el Madroño, construida en 1920 muy cerca de Martos.

Museo aceite Geolit

En casi todos los lugares mencionados hasta el momento existe la posibilidad de realizar catas de aceite de oliva, en las que el visitante podrá descubrir todos los atributos de los aceites, además de aprender a diferenciar sus diferentes variedades y reconocer las diferentes calidades de este producto.

De todas formas, un viaje centrado en el oleoturismo no tendría mucho sentido sin probar la gastronomía basada en el aceite de oliva que, como es necesario recordar, es uno de los pilares fundamentales de la dieta mediterránea. En este sentido, es muy interesante la propuesta puesta en marcha por la Diputación Provincial de Jaén; Oleotour que, entre otros elementos, ha distinguido a una serie de restaurantes jiennenses en los que se cuidan con especial mimo los platos cocinados con aceite de oliva virgen extra. Aquí es posible descubrir la cocina tradicional jiennense elaborada a base de aceite de oliva, así como una gastronomía más innovadora y moderna en la que este producto sigue ocupando el lugar central. Además, el visitante debe descubrir el maridaje de los aceites de calidad jiennenses con otros productos típicos de la provincia, como el cordero segureño, la carne de monte o los productos frescos de la huerta.

Aceite de oliva y salud

Numerosos estudios científicos han descubierto en los últimos años los numerosos beneficios para la salud que supone el consumo habitual de aceite de oliva virgen extra, pero estas ventajas también se extienden a la cosmética y los tratamientos corporales. De hecho, el aceite de oliva es rico en ácido grasos esenciales que revitalizan, hidratan y nutren el cutis evitando el envejecimiento prematuro.Así, existen en la provincia de Jaén varios spas que ofertan tratamientos temáticos con aceite de oliva, como el Balneario de San Andrés de Canena, el Spa oleo Salud de La Iruela o el Hotel Palacio de Mengíbar.

También en el marco de Oleotour, el turismo puede vivir en primera personas experiencias relacionadas con el aceite de oliva, como la posibilidad de que el visitante elabore su propio aceite de oliva durante los meses de campaña.

Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.

Últimos comentarios.
  • Sin duda el aove es un reclamo para el turismo. Me alegro que cada vez más almazaras y restaurantes se sumen aesta iniciativa. Bravo por vuestro artículo!

Deja un comentario.