Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

Poblado Mundo, una mano siempre tendida a quien más lo necesita

Respeto, compromiso y solidaridad. Son solo tres de los numerosos valores que encontramos en Poblado Mundo. Respeto por todas las culturas, sin ningún tipo de discriminación; compromiso con las personas, para mejorar su calidad de vida y solidaridad con los más vulnerables. Además se rigen por un principio tan esencial como, en ocasiones, escaso, la humanidad. Poblado Mundo es una asociación sin ánimo de lucro que surge de un grupo de amigos solidarios, empáticos. Los primeros coqueteos con el mundo del voluntariado se remontan al viaje de uno de ellos, David Moreno, a Mozambique, en 2008, para colaborar en un proyecto educativo. Pero quizá sea tiempo atrás donde pueda encontrarse la semilla de esta forma de ser, cuando todavía siendo unos niños, David y su amigo Ricardo, mostraban ya una enorme sensibilidad por los problemas de los demás, por la población más vulnerable en general.

Poblado Mundo4

Gracias a esta semilla solidaria, pocos años después, en 2010, crearon Poblado Mundo, que ahora es el consuelo (literal) de muchas personas que viven en la calle, que no tienen a nadie, que no tienen nada, ni siquiera una mínima esperanza. A través de sus propios recursos y lo que recaudan con la ayuda de los voluntarios han puesto en marcha un piso para personas sin hogar. Es uno de los grandes proyectos de esta ONG, y en el que dan cobertura a las necesidades básicas de cualquier persona: techo, comida y ropa. Pero más allá de todo esto, les ayudan a sentirse personas, a vivir con dignidad, a hacerles sentir que tienen cerca amigos a los que acudir.

Poblado Mundo se ha convertido en esa mano tendida, siempre, 24 horas al día, 365 días al año. Teléfonos abiertos a los que hacer una llamada para pedir ayuda. Los voluntarios de esta asociación realizan con las personas que lo necesitan, sean o no inmigrantes, labores tan necesarias como dispares. Desde acompañamiento al médico, traducción, búsqueda de empleo, todo lo que tiene que ver con documentación y burocracia, facilitan el acceso a la formación, el contacto con otros dispositivos de ayuda, como las parroquias, el Comedor de San Roque, el Banco de Alimentos, etcétera. Pero muchos de los usuarios son también amigos con los que juegan al fútbol, escuchan música o ven películas.

34

Además de asistencia y ayuda, en este piso y a través de sus teléfonos, donde siempre están disponible, los voluntarios se patean las calles y los asentamientos ofreciéndoles comida, ropa… diciendo a quien se siente solo y en la calle, que no lo está.

Su labor, tanto desde el piso de acogida como ayudando in situ, va más allá. Desde Poblado Mundo desarrollan tareas muy enfocadas a la sensibilización de la población, a través de programas educativos en los centros reglados y no reglados y campañas para favorecer la integración de los inmigrantes en Jaén. Aunque no solo desarrollan su labor aquí, en nuestra tierra, sino que su semilla se siembra también en Colombia y Mozambique donde desarrollan trabajos de cooperación, fundamentalmente relacionados con la educación.

Poblado Mundo5
Desde otras asociaciones y ONGs hacen referencia al buen trabajo que desarrollan los integrantes de Poblado Mundo. Pero tiene un gran hándicap que es la falta de presupuesto. “Tenemos muchos gastos, el alquiler del piso, luz, agua… en fin todos los gastos corrientes que tiene un piso, pero es que además, gestionamos otras ayudas a quien lo necesita y los recursos no nos llegan”, afirma David Moreno.

Comprar un billete para el autobús a un inmigrante que ha conseguido un trabajo en otro punto del país o del extranjero; ayudas económicas destinadas a la formación; alimento, comida… son algunas de las tareas diarias. “Si dispusiéramos de más recursos podríamos hacer muchas más cosas”, añade otro de los integrantes más antiguos, Ricardo Frías.

Poblado Mundo3

Por su parte, otro de los nuevos compañeros de la ONG, Santi Molina, un entusiasta voluntario, manifiesta que lo que se hace desde la asociación es un primer paso esencial para devolverle a una persona que vive en la calle un mínimo de dignidad. “Es ayudar a que se sientan personas, ya que tienen muchas necesidades, pero una por encima de todas, carencia afectiva”, expone.

El trabajo de estos voluntarios, gente anónima de Jaén que ayuda a sus semejantes, independientemente de su procedencia, su religión o su color de piel es, sin lugar a dudas, encomiable. Tiempo de su tiempo que lo dedican a mejorar la vida de los demás. Con poco, con muy poco dinero, el que ponen ellos de su bolsillo y un poco más de ayuda que reciben de socios y amigos. Admirable lo que hacen David, Ricardo, Santi, Sara, Mari Ángeles… y tantos otros. Mbay, Mamadou, El´hassan ahora tienen el arropo de una familia, de la familia de Poblado Mundo, un primer paso para poder alcanzar una vida mejor, una vida, al menos, digna.
Sobre Poblado Mundo: www.pobladomundo.com

Anímate a colaborar: Tlf. 616 028 188 / pobladomundo@gmail.com

Compartir la entrada
Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.

Sin comentarios.

Deja un comentario.