Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

Quesada Solidaria, 11 años de ayuda a Guatemala y Nicaragua

Basilio Dueñas siempre ha sido un médico solidario. Desde hace muchos  años colabora con ONGs para aliviar el dolor en varias partes del mundo. Ha operado en los campamentos donde malviven miles de saharauis y en América Central con Médicos para Iberoamérica. En una de estas campañas, cuando practicaba la cirugía en la ciudad guatemalteca de Antigua, por cierto, ciudad Patrimonio de la Humanidad como Úbeda y Baeza, conoció la existencia de la ciudad guatemalteca de Quezada, homónima de su pueblo natal. Tras visitarla pensó que había que hacer algo para acercarla a nuestro primer mundo. Y con otros colegas y amigos promovió, primero, el hermanamiento con la Quesada jiennense y, más tarde, la creación de la ONG Quesada Solidaria con el mismo fin.

Desde entonces han pasado casi once años (se cumplirán el 2 de noviembre) y la labor de este primer grupo de 23 personas ha crecido de manera formidable. Francisco Vico, médico de familia y uno de los fundadores de la entidad, explica con entusiasmo el trabajo que están realizando en zonas rurales de Guatemala y Nicaragua.

Acaba de llegar hace pocos días de su expedición anual en la ciudad de Antigua, en colaboración con la Obra Social del Hermano Pedro. Allí se centraliza el proyecto quirúrgico, ya que las operaciones se realizan en sus instalaciones, que se utilizan durante todo el año por ONGs procedentes de varios países. De esta forma, Quesada Solidaria hace uso de ellas durante la segunda quincena del mes de septiembre.

En principio, Quesada Solidaria se dedicaba a una labor exclusivamente sanitaria, pero, según su memoria de  sus primeros diez años de funcionamiento, “ha pasado de ser una ONG exclusivamente médica a desarrollar proyectos en todo tipo de ámbitos gracias a la colaboración, la solidaridad y las ganas del pueblo jiennense y de todos los socios, que, allá donde estén, se vienen uniendo a nosotros con la sana intención de cambiar el mundo”.

En el campo de la salud, Vico señala que suelen desplazarse entre 25 y 30 personas, y que cada año se realizan entre 300 y 400 operaciones, lo que podría hacer a un total superior a las 5.000 en los años de existencia de Quesada Solidaria. Además, se hacen consultas ordinarias y exploraciones radiológicas, muy necesarias por la escasez de medios en la zona de forma continuada.

Quesada Solidaria ha establecido una consulta permanente en la Quesada guatemalteca, de forma que, siempre en colaboración con la Obra Social del Hermano Pedro, institución franciscana de largo aliento, se atiende a una población de 25.000 personas, distribuidas en un espacio de 80 km2 y 19 núcleos. En ella se desarrollan no sólo consultas médicas, sino igualmente programas formativos y educativos, dirigidos principalmente a la infancia y a la mujer, a la que Francisco Vico denomina “pilar de la sociedad”. Un  aspecto interesante de esta labor reside en la información que recogen las personas que trabajan sobre el terreno. Así tienen la capacidad de identificar a las personas que, por ejemplo,  carecen de los más mínimos recursos para desplazarse a la consulta, y así proporcionárselos, proceder a la curación de sus enfermedades, y enviarlos de nuevo a sus aldeas tras la recuperación.

Quesada Solidaria3

A ello hay que añadir el envío de material médico quirúrgico y medicinas a territorios de Guatemala y Nicaragua para poder contribuir a subsanar las carencias de todo tipo observadas en la zona.

La entidad también apoya un programa de desayuno escolar, ya en la frontera de lo sanitario y lo educativo, que ha atendido a más de 2.000 niños entre 5 y 11 años, para luchar contra la desnutrición crónica en estas zonas, que se realiza con un enfoque serio, incluyendo un diagnóstico y formación tanto para niños como para sus familias.

Ya en el campo puramente educativo, la labor se ha enfocado en un triple vía: la construcción de escuelas, donde podemos resaltar que únicamente este año se han terminado 6 en Nicaragua, el apadrinamiento directo de centros centroamericanos a cargo de otros españoles, y el envío de material, donde puede recogerse la dotación de centros, la recogida de material escolar, ropa, calzado  y juguetes.

Para finalizar con la educación, es necesario reseñar el programa de voluntariado que se está desarrollando, con la colaboración de la Universidad de Jaén, en Nicaragua.  Jóvenes universitarios luchan para lograr, a través de un programa de Educación para la Salud, dar una formación en valores e higiene, con el fin de prevenir los perjuicios derivados de no observar precauciones elementales en la vida diaria.

Francisco Vico indica que este sistema está ofreciendo unos excelentes resultados, porque los donantes españoles tienen la oportunidad de contemplar, en muchos casos, el resultado de sus esfuerzos en manos de los beneficiados utilizando fotografías, y cuenta el caso de un peluche que el niño español donante pudo ver en brazos de su receptor en Guatemala.

Mención aparte merece el trabajo que se desarrolla en el ámbito de las obras de infraestructura social o socorro en situaciones de emergencia. Como ejemplos se puede citar la donación de la Diputación Provincial de Jaén, que contribuyó a paliar la hambruna de 2009 en el sureste de Guatemala, la construcción de viviendas para familias numerosos y de escasos recursos, o la realización de obras para el saneamiento y la distribución de agua en varias aldeas que carecían de la más mínima infraestructura en este sentido.

Quesada Solidaria2

La financiación de Quesada Solidaria recae principalmente en sus más de 500 socios, que permiten cubrir más del 40% de su presupuesto. El resto se obtiene a través de entidades públicas o privadas o actos puntuales como venta de artículos, loterías o exposiciones. Comenta Francisco Vico que les gustaría aumentar los recursos obtenidos por la vía de los socios, ya que ello les haría menos dependientes de ayudas que, por sus condicionantes burocráticos, muchas veces son más complicadas y menos seguras de alcanzar.

Finalizamos nuestra conversación pidiendo al doctor Francisco Vico que nos hable de rasgos que, a su juicio, podrían definir a Quesada Solidaria. Después de meditar unos instantes, nos dice que él considera su  ONG como una familia de amigos, ya que surge de la calidad humana de las personas. También nos habla de la confiabilidad, como un rasgo distintivo de sus relaciones con la sociedad. Dice que ellos sienten que la gente apoya y confía en su trabajo.

Para terminar, deja claro que no quiere que se quede en el tintero su admiración por la labor y la actitud de las mujeres guatemaltecas y nicaragüenses de las áreas en las que ellos se mueven. Antes las definió como pilar de sus sociedades. Ahora añade que son el motor de las actividades que ellos promueven, que nunca los han decepcionado y que estas mujeres siempre devuelven con creces lo que se les da.

Hermoso final para esta charla.

Más información: www.quesadasolidaria.org

Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.

Sin comentarios.

Deja un comentario.