Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

Diez pueblos con (mucho) encanto de la provincia de Jaén

Como se suele decir, no están todos los que son, pero son todos los que están: Pueblos con mucho encanto (y menos de 10.000 habitantes). Algunos gozan de ciertas peculiaridades que los hacen muy especiales, otros cuentan con una ubicación privilegiada y algunos atesoran auténticas joyas naturales y/o culturales que los convierte en especiales. Lo que sí es un denominador común, al igual que en todos y cada uno de los 97 municipios de nuestra provincia, es que en ellos habita buena gente.

Esta es sólo una muestra de los muchos bellos pueblos con los que cuenta nuestra provincia. En “Orgullosos de Jaén” les mostraremos más, muchos más.

Segura de la Sierra

Segura de la Sierra
Sin duda, uno de los pueblos más bellos de Andalucía. Segura es un pueblo árabe de casas blancas y calles (muy) estrechas encaramado a una montaña y coronado por un impresionante castillo del siglo XIV. A pesar de su pequeño tamaño, posee un patrimonio monumental muy rico, en el que destacan la iglesia de los Jesuitas, la antigua Casa de la Compañía de Jesús (actual Ayuntamiento), la fuente imperial renacentista o sus baños árabes. Como curiosidad, posee una de las pocas plazas de toros cuadradas de España.

Sabiote

Sabiote
Villa medieval y renacentista, permite visitar uno de los mejores conjuntos amurallados de la provincia de Jaén. Su monumento más significativo es el inmenso castillo originario del siglo XII y transformado en un suntuoso palacio por Andrés de Vandelvira en el siglo XVI. La fortaleza está hoy muy dañada, pero su visita merece la pena. El pueblo también cuenta con un barrio árabe, el Albaicín, con calles estrechas de gran encanto y muy bien conservado y una interesante colección de casas renacentista. También destaca la arquitectura religiosa, con la imponente iglesia de San Pedro y el convento de las Carmelitas Descalzas.

Iznatoraf

Iznatoraf
Su centro histórico está declarado Bien de Interés Cultural, y ciertamente merece la pena un paseo detenido. La parte antigua conserva varios lienzos de murallas y cinco puertas, entre las que sobresale la Puerta del Arrabal o la Puerta de la Virgen del Postigo. Destaca el trazado medieval del casco antiguo, un conjunto de calles estrellas muy bien conservadas y repletas de plantas, así como las vistas desde el exterior del recinto amurallado. Respecto a los edificios, merece una visita la iglesia renacentista de la Asunción o la Torre del Reloj.

Cazorla

Cazorla
El pueblo más conocido de la provincia de Jaén a nivel nacional, impresiona como un gran pueblo blanco acostado sobre la ladera de la montaña. Cazorla ofrece al visitante una de las plazas más hermosas de la provincia, Santa María, con las ruinas de la iglesia del mismo nombre, que casi tiene el tamaño de una Catedral, y la bóveda del río Cerezuelo, pasaje subterráneo del siglo XVI que sujeta el templo. La localidad está dominada por dos castillos y reúne numerosos edificios religiosos y civiles de gran interés.

Chiclana de Segura

Chiclana

Esta pequeña localidad llama la atención por su ubicación, incrustada sobre la roca, donde existe el ascensor panorámico que conecta la parte baja del pueblo con los restos de la antigua fortaleza medieval. Otra peculiaridad de Chiclana de Segura, relacionada con su pasado árabe y defensivo, es el uso de cuevas como pasadizos o viviendas. De hecho, la plaza principal está comunicada a través del exterior por un largo túnel excavado en la roca. Es un gran placer retroceder al pasado paseando por sus calles estrechas y empinadas de trazado netamente árabe. El edificio más representativo es la iglesia de San Pedro, del siglo XVI,y también es interesante el palacio barroco de la Encomienda, conocido popularmente como la “Casa de la Inquisición”.

Baños de la Encina

Baños de la Encina2
Un pueblo conocido por su imponente castillo, un edificio con más de mil años de antigüedad, pero que posee numerosos tesoros artísticos por descubrir. Suele impresionar al visitante la exuberancia barroca del Camarín de la ermita de Jesús del Llano, así como la Plaza Mayor, un espacio mágico en el que destaca la iglesia de San Mateo, de origen gótico. Un paseo por el pueblo permite recorrer calles estrechas y empedradas repletas de palacios, sobrias casonas de piedra e incluso molinos de viento del siglo XVII. No hay que perderse las vistas del castillo almohade sobre el pantano del Rumblar desde la zona alta de Baños de la Encina.

Arjona

Arjona

Un pueblo que ofrece numerosos atractivos y con gran potencial turístico. Su subsuelo encierra lugares sorprendentes, como un aljibe almohade de grandes dimensiones o la La Cripta neobizantina del Barón de Velasco, construida entre 1920 y 1930.

Torres

Torres

Hermoso pueblo situado en las faldas de la montaña en el corazón del Parque Natural de Sierra Mágina. Sus calles estrechas jalonadas por casas blancas encierran monumentos como su iglesia del siglo XVI con sus majestuosos arcos o el Palacio de los Marqueses de Camarasa de la escuela del maestro Andrés de Vandelvira. Otros lugares de interés son la muralla del reloj y las casas cueva.

Porcuna

Porcuna
Una de las localidades jiennenses con mayor patrimonio histórico, ya que posee yacimientos arqueológicos iberos, romanos, una iglesia con pinturas de Julio Romero de Torres o la grandiosa Torre de Boabdil, de 28 metros de altura. Como curiosidades, es aconsejable visitar la Casa de Piedra, construida por una familia sin ayuda externa o la iglesia de San Benito, un curioso templo gótico en forma de L.

Pegalajar

Pegalajar
Este pueblo atesora dos elementos muy poco comunes que lo convierten en un lugar muy especial. En primer lugar, la Charca de Pegalajar, un embalse de grandes dimensiones situado en pleno centro de la localidad que incluso es navegable. Además, a las afueras del casco urbano se encuentran las cuevas del Aor y de los Majuelos. En la segunda existe un restaurante de características únicas, con una sala de 700 metros cuadrados que llega a alcanzar los 20 metros de altura.

Imágenes: Diputación Provincial de Jaén y Juan José López

Compartir la entrada
Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.

Sin comentarios.

Deja un comentario.