Una iniciativa de Hermes Comunicación
 

Diego Llori, bailaor iliturgitano y universal

Jaén ha producido artistas de enorme valor en multitud de campos. Hoy presentamos a un bailaor y coreógrafo iliturgitano que ha tenido una brillante trayectoria y continúa en plena madurez con su actividad creativa: Diego Llori. La web “Danza.es”, del Insrtituto Nacional de la Artes Escénicaas y la Música (Inaem), lo define como una “personalidad destacada en la historia reciente de la danza española”.

Su propia familia destaca del artista que sus principales rasgos son “ser buena persona, amante de su familia y de su tierra”. Hacen hincapié en su sencillez y cercanía con su tierra y sus gentes. Orgulloso de Andújar y Jaén, hace gala de su origen por todos los lugares a los que su arte le ha llevado. Cuenta en su haber con relevantes reconocimientos, tales como la colaboración en el aniversario del Premio Europa Nostra a los Baños Árabes de Jaén o el homenaje de su ciudad al ponerle su nombre a una calle de Andújar.

Esto se muestra claramente en su principal trabajo como creador: “Payos como olivos”, en los que el hilo conductor son sus experiencias vitales desde los olivares hasta los escenarios del mundo que ha ido pisando. Este espectáculo, del que nos ha ofrecido fragmentos recientemente en los Baños Árabes de Jaén, es uno más de los muchos e importantes trabajos en los que ha participado como bailarín y, en otras muchas ocasiones, como coreógrafo.

En su biografía puramente profesional puede señalarse que Diego empezó a formarse con “Caracolillo” en Sevilla y continuó en Madrid con Paco Romero. Allí llamó la atención del director Carlos Saura, que contó con él para participar en El Amor Brujo. Un año más tarde se incorporó al Ballet Nacional de España, bajo la dirección de María de Ávila y José Antonio, con el que viajó por el mundo haciendo labores de bailarín y solista. En lo sucesivo trabajó en compañías como la de Matilde Coral, el Primer Ballet Andaluz, Rafael Aguilar y Blanca del Rey.

Diego Llori ha trabajado con personajes tan importantes de la escena española como Miguel Narros, Salvador Távora, Mario Maya y Antonio Canales. Ha participado en obras tan destacadas como La Gallarda (estrenada en la Expo de Sevilla), El Cachorro, Réquiem por el Flamenco, Fedra, Yerma, Diálogo del Amargo y Carmen Carmela, entre otras.

Su estilo como bailarín, del que el diario “El País” señaló como “entregado y expresivo”, no pasa desapercibido. No sólo este periódico nacional ha escrito sobre él, también otros muchos medios se han hecho eco de su arte y poderío sobre los escenarios. El cantautor Pablo Guerrero escribió en un periódico extremeño: “Ver bailar a Diego Llori es vislumbrar otra dimensión de la danza flamenca. Porque parece bailar para que las antiguas raíces se liberen del olvido y de la tierra, se alcen del asfalto de las ciudades, alcancen los rascacielos, toquen las nubes. El tiempo se hace quieto, intenso, vasto, suspendido, y la emoción brota en las fuentes, en el origen difuminado del flamenco, como una hoguera traída del pasado, como una oscuridad donde, de pronto aparece la luz de la belleza”.

Diego Llori, jiennense de Andújar, arte en estado puro.

Escrito por

“Orgullosos de Jaén” es una iniciativa puesta en marcha por Hermes Comunicación, una consultora de comunicación puesta en marcha e integrada por profesionales de la Comunicación jiennenses que pretende fomentar la autoestima de los habitantes de la provincia.

Sin comentarios.

Deja un comentario.